Namasté India, Welcome to Bangkok

Salimos muy apenados de Varanasi en un tren en dirección a la estación más grande de toda Asia, en Calcuta. Nuestra estancia en esta urbe de la antigua colonia inglesa era un mero trámite, nuestro único objetivo era encontrar un lugar dónde pasar la noche para ir al día siguiente al aeropuerto.

En realidad no vimos nada de Kolkata, ya que es una ciudad llena de monumentos y lugares de interés para visitar, lo que si pudimos apreciar fue que es una ciudad moderna de estilo colonial, y muy diferente a todos los grandes núcleos urbanos que habíamos visitado hasta la fecha. Una vez encontramos alojamiento dejamos pasar las horas comentando con nostalgia los amores y desamores que nos dejábamos en  India. Aunque otra parte de nuestra cabeza estaba hambrienta por descubrir lugares nuevos, totalmente diferentes a todo lo pasado., Bangkok nos estaba esperando.

Al dia siguiente, según lo previsto nos desplazamos hasta el aeropuerto para coger el avión, todo el viaje fue sin incidentes. Una vez aterrizamos en Tailandia, además de la interminable cola en los mostradores de inmigración el calor nos engulló. Cogimos un taxi hasta Kao San Road, el centro mochilero de Bangkok, simplemente nos quedamos perplejos, nunca un nombre de una calle la había descrito mejor, es un caos!!!! Pronto encontramos un hotel en medio de la calle que nos guareció de la esquizofrenia turística que había en el exterior y después de probar los típicos Pad Thai, decidimos ir a dormir pronto.

Bangkok más parecida a cualquier ciudad occidental que a cualquier capital India nos tuvo distraidos hasta que llegó un buen amigo que venia a compartir con nosotros un mes de nuestro viaje, nuestro próximo destino, Birmania. Entre preparar el visado, unas cervezas, cuatro compras y algún paseo por la ciudad el día de llegar a Yangón no se izo esperar mucho. Son muchas las

espectativas que tenemos hace a este país, ya sea por sus fantásticos paisajes bañados de templos y pagodas, como de la famosa amabilidad de sus habitantes, seguro que no nos decepcionará.

Anuncios